Burgos airport car rental

Paginas de cocineros





Lo más probable es que esa tarta, realmente, fue comprada en la panadería de la esquina, o al menos un trozo; de ser casera, te costará como una entera si vas a la de la esquina.

"Soy su cliente habitual" (Un desagradecido que nunca deja propina) Imagina a un cliente al que le gustó un establecimiento acogedor, pero cada día ataca al camarero por la composición de los platillos, critica la calidad de las comidas y, lo peor, es un tacaño que no deja propina.

El esquema de la "lealtad" es predecible.

Primero, lo dejarán en una mesa lejana donde los camareros aparecen una vez por hora, los platillos no gozarán de abundante comida y no quedará para nada satisfecho.

"¿Tienes café?" Jamás falta el cliente que quiera hacerse el gracioso cuando aparece el camarero.

Suele pasar cuando entra en una cafetería y pregunta si hay café o en una pizzería si tienen pizza.

Estas bromas son muy conocidas por los trabajadores y no será la primera vez que las oyen, por lo que el personaje en cuestión sólo conseguirá irritar al camarero.

"Primero pedimos las bebidas y luego decidimos" (Si no piensas pedir nada más) Si le das a entender a un camarero que pedirás pronto algo más, intentará estar cerca de tu mesa o en alerta para darte un buen servicio.

Por lo tanto, si cuentas con volver a este sitio pronto, mejor no lo defraudes.

Cómo ganarte el amor eterno de los camareros Ganarte el amor de los camareros en todo el mundo es muy fácil: es suficiente con ser educado y justo si surge un malentendido y agradecido si te gustó el servicio y la cocina.

Ese es el secreto.

Pero si quieres el respeto y honor eternos, te ayudarán estos pequeños trucos: Llámalo por su nombre.

Cuando el camarero te diga: “Hola, soy Carlos, ¿qué puedo servirle?“.

Siempre le alegrará escuchar: ”Hola, Carlos, encantado“.

Cuando visites la próxima vez este establecimiento pide que te sirva el mismo camarero, a lo mejor ni se acuerda de ti, pero va a tratar de atenderte muy bien.

Confía en tu camarero: si le dices: “Es la primera vez que venimos aquí, queremos algo especial y contamos con este presupuesto”.

Conseguirás su respeto, honor y, a lo mejor, un platillo por cortesía de la casa.

Sé generoso dejando propina, si piensas volver antes de que los camareros se olviden de ti o quieres visitar a menudo este establecimiento.

Aunque tampoco te excedas, la propina debe ser un plus, recuerda que tú pones el límite.

Les pregunté por su oficio y el 'boom' de la cocina, pero también por si tanta atención sobre los fogones no había desplazado la mirada sobre la sala, si no era curioso que este ascenso en la consideración social e intelectual del chef no hubiera llevado aparejado una mejora en el oficio de camarero, sino más bien lo contrario, a hacerlo invisible.

Imagino que en las escuelas de hostelería los chicos y chicas querrán ser cocineros, no camareros, de la misma manera que nosotros como padres nunca les alentaríamos a servir mesas, sino a decidir qué se come en ellas.

Las profesiones cuyo cometido es servir tienen muy mala percepción social, lo cual resulta paradójico en un país cuya economía se basa en el sector servicios, y hostelería y turismo son parte tan importante del PIB.

Pero así son las cosas.

Los camareros serios y profesionales de chaquetilla blanca con un puesto de trabajo estable se convirtieron hace bastante tiempo en la excepción, siendo sustituidos por un personal eventual y mal remunerado, con condiciones muy precarias que, en cuanto puede, se marcha a hacer otra cosa.

El diccionario de la Real Academia Española no lo define así, pero servir significa ayudar a otros, ser útil.

Sin embargo, en un país en el que hasta antes de ayer muchos erámos pobres y pasábamos hambre, es sinónimo de humillarse, estar por debajo de tus posibilidades: el hombre que tiene éxito es servido, la persona que fracasa sirve.

Es un terrible malentendido que urge deshacer.

Los camareros son el vínculo entre la cocina y el cliente, acompañan al plato, lo explican y ayudan a que la experiencia de comer fuera de casa por placer o por obligación sea no solamenteo grata, sino posible.





Busco trabajo en Burgos en una empresa de alquiler de coches, o teletrabajo en un rent a car de cualquier lugar del mundo.
 


Motor | Inmobiliaria | Empleo | Formacion | Servicios | Negocios | Informatica | Imagen y Sonido | Telefonia | Juegos | Casa y Jardin | Moda | Contactos | Aficiones | Deportes | Mascotas | Blogs